Archive for octubre 13, 2010

Ya van diez días…

Aupa!

Ya llevo algo más de 10 días en Hong Kong y puedo decir que me estoy adaptando bien…aunque mi cuerpo no tanto!

Yo, que presumía de tener un estómago capaz de hacer la digestión de una piedra…me he puesto malita! Nada grave, seguro, pero me dan unos pinchazos de vez en cuando que me dejan doblá 😦

You must see:

1. Miércoles de carreras en Happy Valley: Al parecer esta horse racing es todo un evento social en Hong Kong. El ambiente es increíble, al más puro estilo español: vasos de plástico, cervezuelas al aire libre, ochocientasmil personas apelotonadas…

2. Mercado de Graham Street: Nada más que entras en la callejuela los olores te saturan. Estos chinos deben de tener una obsesión por el pescado fresco, porque todos están vivos. Los tienen en cubos con agua o abiertos sobre mesas pero con el corazón latiendo… La carne la cuelgan de ganchos al aire y ahí se pueden tirar todo el día… Dudo que alguna vez me atreva a comprar algo de lo ofrecen -aparte de frutas o verduras- pero supongo que será mejor comprarlo a primera hora de la mañana para no morir intoxicado o tragarte un criadero de larvas o bichos varios jajaja…

3. Symphony of lights: Todas las tardes a las 20.00h, cuando ya es de noche, los grandes edificios de la ciudad de ponen de acuerdo y lanzan luces y laseres al ritmo de la música que suena a través de unos altavoces. El espectáculo es mejor desde la península de Kowloon, que queda enfrente de la isla de Hong Kong.

4. Vista desde el Peak: Lo más cómodo es subir en taxi, que por unos 60 honkis (6 euros) te lleva desde Wanchai. También se puede ir en transporte público, pero no merece mucho la pena, sobre todo si en el taxi subimos 3 como fue nuestro caso. Las vistas son espectaculares, la foto creo que habla por sí misma… Sólo hay que tener un poco de suerte y que haga un día despejado como este!

Por lo demás, todo va bien. Estoy completamente asentada en el hogar, lo que significa maletas por fin deshechas, en la oficina el ambiente está bien y voty acostumbrándome a ver gente en todas partes, a todas horas!